Archivo de la etiqueta: pensamiento

¿Es lo bastante inteligente para trabajar en Google? – William Poundstone – Preguntas, trucos y estrategias de selección de las empresas más exigentes del mundo

El autor William Poundstone parte de la provocadora pregunta ¿es lo bastante inteligente para trabajar en Google? para explicar lo que hay que hacer para que le contrate una empresa hiperselectiva.

Google recopila toda la información que puede sobre cada candidato, que se concreta en un informe de 40 ó 50 páginas, el “paquete”. Ese informe incluye todo lo que la empresa ha averiguando “googleando” al candidato, lo que hace de forma muy efectiva.

Contiene las puntuaciones de acceso a la universidad, curriculum, muestras de su trabajo (cualquier cosa, desde publicaciones hasta comunicados de prensa y productos enviados), informes de las referencias, información de la red (entradas de blogs, anuncios en redes sociales, etc.), etc.

El “paquete” ha generado una serie de leyendas urbanas sobre los modelos de contratación de Google. Se dice que Google no le va a contratar a menos que:

  • Nota media universitaria de 3,7 sobre 4 o mayor.
  • Usted haya asistido a Stanford, Caltech, MIT o una universidad de la Ivy League.
  • Haya sacado un triple 800 (máxima puntuación) en las pruebas SAT.
  • Tenga un doctorado.
Ninguna de estas cosas es realmente un requisito esencial. Sin embargo competirá con candidatos que cumplen todos o muchos de esos requisitos.

Algunas preguntas utilizadas en las entrevistas de trabajo por Google son:

  • Preguntas extrañas o acertijo. Ejemplo: Imagine un país donde todos los padres quisieran tener un hijo varón. Todas las familias empiezan a tener hijos hasta que tienen un niño y luego lo dejan. ¿Cuál es la proporción de niños y niñas en ese país? (1) (ver respuesta al final de esta entrada del blog)
  • Preguntas “simplificadoras”. Ejemplo: Usted desea confirmar que Bob tiene bien apuntado su número de teléfono, pero no puede preguntárselo directamente. En su lugar tiene que escribir un mensaje en una tarjeta y dársela a John, que actuará como intermediario. John le dará la tarjeta a Bob, y él le dará la respuesta a John, que se lo entregará a usted. Sin embargo usted no quiere que John sepa su número de teléfono. ¿Qué le pide a Bob en la tarjeta? (2) (ver respuesta al final de esta entrada del blog)
  • Preguntas con una respuesta sencilla y práctica y otra complicada y/o inútil. Ejemplo: Para decidir el campo en un partido debe utiliar una moneda doblada y sesgada. ¿Cómo puede utilizar la moneda sesgada para tomar una decisión imparcial y justa? (3) (ver respuesta al final de esta entrada del blog)

  • Preguntas de perspicacia. Ejemplo: Tiene un tablero de ajedrez al que se le quitan dos esquinas diagonalmente opuestas, por lo que tiene 62 cuadrados en lugar de 64. Le dan 31 fichas de dominó del mismo tamaño que dos cuadrados adyacentes. Coloque las 31 fichas de dominó de modo que cubran el tablero de ajedrez. (4) (ver respuesta al final de esta entrada del blog)
  • Rompecabezas de pensamiento lateral. Ejemplo: Hay tres mujeres en traje de baño. Dos están tristes y una contenta. Las mujeres que están tristes sonríen, la mujer que está feliz llora. Explique por qué. (5) (ver respuesta al final de esta entrada del blog)
  • Tests de pensamiento divergente. No hay una única respuesta correcta, se valora la cantidad de respuestas válidas y la originalidad. Ejemplo: ¿cómo compararía dos motores de búsqueda en internet? (6) (ver respuesta al final de esta entrada del blog)
  • Cuestiones Fermi. Estimación rápida y espontánea, pero razonada, de una cantidad desconocida. Ejemplo: ¿Cuántos botes de champú se fabrican cada año en el mundo? (7) (ver respuesta al final de esta entrada del blog)

Si le plantean una pregunta que no sepa responder, siempre puede:

  • Replantear la pregunta
  • Clarificar la pregunta, pedir detalles y aclaraciones
  • Describir por qué no sirve la pregunta más obvia
  • Aplicar analogías
  • Lluvia de ideas
  • Criticar las soluciones que le surjan

En http://google-interview.com se puede encontrar una recopilación de artículos sobre preguntas de entrevistas en Google, y experiencias contadas en primera persona por candidatos entrevistados por Google. Esta página no está autorizada por Google.

Se puede visualizar una entrevista con el autor en:

Puede encontrar más información sobre este libro en:

Respuestas a las preguntas:

  • (1) 50% de niños y 50% de niñas.
  • (2) “Bob, llámame por teléfono utilizando el número mío que tienes.”
  • (3) La solución complicada e inútil es tirar muchas veces hasta averiguar la probabilidad estadística de cara y cruz, y suponiendo que es el 60% de caras, lanzar 100 veces la moneda, si sale cara 60 veces o más saca un equipo y si no, el otro. La solución práctica y sencilla es tirar 2 veces la moneda, si sale cara-cruz saca un equipo, si sale cruz-cara, saca el otro. Si sale cara-cara ó cruz-cruz, se ignora el resultado.
  • (4) No tiene solución.
  • (5) Son participantes de un concurso de belleza.
  • (6) Respuestas correctas pueden ser medir lo rápido que es, buscarse uno mismo, o buscar un término erróneamente.
  • (7) Aproximadamente un bote por habitante en media, es decir, unos 7.000 millones de botes en el mundo.

Fuente: William Poundstone –  ¿Es lo bastante inteligente para trabajar en Google? 

¿Es cierto el poder del pensamiento positivo? -Richard Wiseman – 59 segundos. Piensa un poco para cambiar mucho

¿Es cierto el poder del pensamiento positivo? ¿Basta con imaginar nuestra vida perfecta para obtenerla?

El psicólogo Richard Wiseman aporta pruebas de que a veces el denominado pensamiento positivo puede ser contraproducente, y da consejos útiles, probados científicamente, para avanzar hacia nuestra felicidad, consejos que no llevan más de un minuto ponerlos en práctica -de ahí el título de “59 segundos”-.

Se puede visualizar una entrevista con el autor en este enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=7izQeAvk4mk

Entre los consejos que el autor ofrece, quiero destacar:

Para ayudar a incorporar técnicas eficaces de escritura en tu vida, el autor ha preparado un diario poco habitual. En vez de registrar el pasado, este diario anima a escribir acerca de temas que contribuyan a crear un futuro más feliz para ti. El diario debería rellenarse cinco días a la semana, dedicando tan solo unos minutos a cada entrada. Escribe el diario durante una semana. Las investigaciones indican que notarás rápidamente las diferencias en el estado de ánimo y los niveles de felicidad, y que esos cambios pueden llegar a durar varios meses. Si ves que se pasan los efectos, sólo tienes que repetir el ejercicio.

Lunes: dar gracias

Hay muchas cosas en tu vida por las que dar las gracias. Entre ellas pueden estar los amigos íntimos, una relación afectiva, formar parte de una familia que te apoya, disfrutar de buena salud, tener un techo sobre la cabeza o la suficiente comida para vivir. O bien puedes tener un trabajo que te gusta, recuerdos felices del pasado o una experiencia agradable reciente, como una taza de café maravillosa, la sonrisa de un desconocido, el recibimiento de tu perro al llegar a casa, una gran comida o un instante en el que te paraste a oler las flores. Piensa en la última semana y escribe tres de estas cosas.

Martes: me lo pasé en grande

Piensa en una de las experiencias más maravillosas de tu vida. Quizá un momento en el que, de repente, te sentiste satisfecho o enamorado, escuchaste una música asombrosa, viste una interpretación increíble o te lo pasaste estupendamente con los amigos. Escoge sólo una experiencia e imagínate en ese momento. Piensa en cómo te sentías y en lo que pasaba a tu alrededor. Ahora dedica unos momentos a escribir una descripción de la experiencia y de cómo te sentías. No te preocupes por la ortografía, la puntuación o la gramática. Sólo tienes que plasmar tus pensamientos en un papel.

Miércoles: un futuro fantástico

Dedica unos momentos a escribir sobre tu vida en el futuro. Imagina que todo ha ido lo mejor posible. Sé realista, pero imagina que has trabajado duro y has alcanzado tus metas. Imagina que te has convertido en la persona que realmente quieres ser, y que tu vida personal y profesional es un sueño hecho realidad. Aunque puede que todo esto no te acerque a tus objetivos, te ayudará a sentirte bien y te hará sonreir.

Jueves: Querido…

Piensa en alguien de tu vida que sea muy importante para ti. Puede que sea tu pareja, un amigo íntimo o un familiar. Imagina que sólo tienes una oportunidad para decirle a esa persona lo importante que es para ti. Ahora escríbele una carta breve en la que describas lo mucho que te importa y el impacto que ha tenido en tu vida.

Viernes: revivir la situación

Piensa en los últimos siete días y toma nota de 3 cosas que te hayan ido muy bien. Puede que se trate de cosas triviales, como encontrar aparcamiento, o más importantes, como que te ofreciesen un trabajo nuevo o una buena oportunidad.

Se puede obtener más información del libro en:

Fuente: Richard Wiseman –  “59 segundos”